Ciudades Inteligentes

Daule (Laurel, Limonal, Juan Bautista Aguirre, Los Lajas +La Aurora), con cantónNobol, es parte de la Conurbación Guayaquil-Durán-Milagro-Salitre-Daule, con una población de 3.273.205 habitantes

Cada día, más y más ciudades se acoplan a las necesidades de la humanidad, pero desde un enfoque tecnológico. Smart Cities o ciudades inteligentes, es un nuevo término que, en los ambientes tecnológicos y urbanos, se ha escuchado frecuentemente. Es la tendencia más nueva y cuestionada por los expertos en urbanización, ya que desarrolla soluciones tecnológicas para facilitar la movilidad, comunicación e información de las ciudades. Por primera vez, la modernización depende solamente de la tecnología. De acuerdo con el Focus Group sobre Ciudades Inteligentes Sostenibles (FG-SSC), “una ciudad inteligente sostenible es una ciudad innovadora que utiliza las Tecnologías de la Información y Comunicación y otros medios para mejorar la calidad de vida, eficiencia de las operaciones y servicios urbanos y competitividad, a la vez que satisface las necesidades de las generaciones presentes y futuras con respeto a los aspectos económicos, sociales y ambientales”. Ciudades de todo el mundo están haciendo el esfuerzo para integrar la tecnología en su infraestructura, incluyendo el servicio de transporte público, hospitales, participación ciudadana, movilidad urbana, entre otros. Todo comenzó al inicio del siglo XXI, cuando las compañías notaron la posibilidad de utilizar la tecnología para mejorar las ciudades, pero la idea no fue muy bienvenida. En 2008, durante la crisis económica mundial, las ciudades estaban cortas de dinero y necesitaban nuevas soluciones para reducir gastos. Entonces, el objetivo general fue crear ciudades que mejoren la calidad de vida, reduzcan las emisiones de gases y que logren cumplir con los objetivos de la Nueva Agenda Urbana, la cual describe el compromiso a “adoptar un enfoque de ciudades inteligentes en el que se aproveche la digitalización, las energías y las tecnologías no contaminantes, así como las tecnologías de transporte innovadoras, de manera que los habitantes dispongan de opciones para tomar decisiones más inocuas para el medio ambiente e impulsar el crecimiento económico sostenible y que las ciudades puedan mejorar su prestación de servicios. Este objetivo, junto con otros varios propósitos, fueron los temas más hablados en la conferencia UN Habitat III, que se realizó en octubre de 2016 en la ciudad de Quito.

El objetivo principal de las ciudades inteligentes es involucrar a los ciudadanos de estas a transformar las ciudades en una plataforma para experimentar proyectos de desarrollo. El diseño de los servicios es un trabajo conjunto entre las compañías que proveen las soluciones y los clientes de estas, los ciudadanos. Por ejemplo, en la ciudad de Tel Aviv-Israel existen centros comunitarios para entrevistar a los ciudadanos y desarrollar una base de datos sobre la opinión de los servicios. Entonces, para crear una ciudad inteligente, se la debe desarrollar en base a las necesidades de cada ciudad y sus ciudadanos. Lo que funciona en una ciudad, no va a ser necesariamente la solución para otra. Las soluciones pueden ser tan diversas y creativas que, aunque la idea sea mínima, su impacto puede ser muy grande. Por ejemplo, en Quito, podríamos ahorrar mucho tiempo si tuviésemos la posibilidad de pagar las multas automovilísticas mediante una aplicación o tener un programa que nos localice un lugar libre de parqueo. Las empresas también pueden formar parte de este proceso, por ejemplo, Coca-Cola ha sido reconocida como un líder en el desarrollo de máquinas expendedoras que pueden cambiar su consumo eléctrico en base a su uso en horas pico. Los bancos también se han unido al desarrollo tecnológico, permitiendo a sus usuarios realizar pagos con sus tarjetas de débito habilitadas con NFC (Near Field Communication), sin necesidad de imprimir recibos, usar data-fast o digitar códigos. Todas estas aplicaciones tecnológicas, se han desarrollado analizando las necesidades de las comunidades. Tel-Aviv-Israel, es una de las ciudades más desarrolladas tecnológicamente, y una de las líderes en cuanto al compromiso de participación de los ciudadanos. En 2014 se lanzó una tarjeta disponible para cada residente mayor a 13 años. La empresa se ha encargado de crear un sistema que personaliza la aplicación basándose en los intereses y la ubicación de cada residente. Una persona se registra, ingresa su información, sus intereses, el medio de contacto de preferencia y obtiene un servicio remoto que funciona 24 horas, 7 días a la semana.

El servicio puede variar entre proveer información inmediata sobre daños en las rutas tomadas a diario, recordatorios sobre registros en servicios como la escuela, descuentos en tickets para conciertos e incluso reporte sobre algún incidente ocurrido en la ciudad. Todo este sistema funciona gracias al servicio gratuito de Wi-Fi en toda la ciudad y la participación voluntaria de los residentes en las plataformas de recolección de información. Todos los servicios necesarios se recolectan en una sola aplicación móvil; el alcance de este proyecto está en los teléfonos celulares de cada persona. BarcelonaEspaña es otra de las ciudades que más tecnología ha implementado en diversos aspectos para facilitar los sistemas de transporte, parqueo y tráfico. Todo funciona con un sistema de ‘fog computing’ que, la mejor manera de comprenderlo es literalmente pensando en ‘fog’ (neblina). Trabaja como una nube, pero es más cercana al piso. Esto quiere decir que es una solución que trabaja directamente con la fuente de información de las aplicaciones. Esta información se mantiene en el subterráneo de la ciudad y se conecta con los puntos de acceso de Wi-Fi de toda la ciudad. En resumen, virtualiza todos los servicios en una misma caja. En cuanto a las soluciones implementadas, la movilidad y el tráfico son las más importantes.

En Barcelona-España recolectan información para alivianar el tráfico, proveer información sobre las rutas congestionadas, la velocidad actual y por encima de todo, proporciona estadísticas para solucionar el tráfico en el futuro. Toda esta información se almacena bajo tierra.Por otro lado, proveen información a los conductores sobre los parqueaderos disponibles a una distancia a la redonda, de esta manera los conductores pueden dirigirse al espacio libre sin perder tiempo. Todas estas soluciones, junto con el ‘fog computing’, pueden mejorar la productividad de una ciudad como Barcelona en un 30-40 por ciento aproximadamente.En Ecuador, estas tendencias están apenas iniciando. Por ejemplo, en Guayaquil, han implementado una aplicación de sistemas de telemedicina. Este mecanismo permite a las personas tener una cita médica con un especialista para diagnósticos preliminares, sin necesidad de moverse de su casa o asistir a algún hospital, los cuales normalmente tienen mucha concurrencia.Es cuestión de tiempo para poder experimentar nuevas soluciones tecnológicas para nuestros problemas cotidianos. Simplemente se necesita de la colaboración de los ciudadanos y los proveedores de tecnología para encontrar las mejores soluciones para cada ciudad.Con el objetivo de crear ciudades sostenibles económica, social y medio ambientalmente, han nacido las Smart Cities o ciudades inteligentes, que nacen de la necesidad de mantener una armonía entre todos estos aspectos. En ellas se aplican las tecnologías de la información y de la comunicación con el fin de proveerlas de infraestructuras que de garanticen:

1-Un desarrollo sostenible

2-Un incremento de la calidad de vida de los ciudadanos

3-Una mayor eficacia de los recursos disponibles

4-Una participación ciudadana activa

Últimamente se habla mucho sobre ciudades inteligentes o “smart Cities” pero ¿sabemos qué son exactamente? ¿Cuáles son las características de una ciudad inteligente? En general, se entiende por “ciudad inteligente” una ciudad que, mediante el uso de la tecnología, proporciona servicios tradicionales y resuelve cuestiones urbanas. Una ciudad inteligente es aquella que, entre otras cosas, facilita la movilidad, mejora los servicios sociales, es sostenible y da voz a los ciudadanos. Así pues, aunque parezca que el concepto es muy nuevo, podría considerarse que las ciudades romanas ya eran ciudades inteligentes, pues utilizaban la tecnología para facilitar la vida de los ciudadanos que las habitaban: disponían de acueductos y de sistemas de evacuación de aguas residuales. Los objetivos principales de una ciudad inteligente son 1-mejorar la eficiencia de sus políticas, 2-reducir al máximo los residuos y molestias, 3-fomentar la calidad social y económica y 4-maximizar la inclusión social. La ciudad inteligente (smart Cities) es la que utiliza el potencial de la tecnología y la innovación, junto al resto de recursos, para promover de manera más eficiente un desarrollo sostenible y mejorar la calidad de vida de sus ciudadanos. La idea es que las ciudades inteligentes no sean solo una herramienta política, sino hechos tangibles y en manos de todos está colaborar activamente para que nuestras ciudades sean sostenibles de cara a nuevas generaciones y entre todos, mejoremos nuestra calidad de vida. Se prevé que en el 2050 el 85% de la población mundial viva en ciudades y este hecho hace que en las siguientes décadas los núcleos urbanos tengan que afrontar un número creciente de problemas ligados a este hecho, como:

1-El abastecimiento energético

2-Las emisiones de CO2

3-La planificación del tráfico automovilístico

4-La provisión de bienes y materias primas

5-La prestación de servicios sanitarios y de seguridad a todos quienes residan en estos enormes y masificados centros de población

El modelo ideal de ciudad inteligente se basa, en los siguientes subsistemas:

1-Generación distribuida: consiste en que las ciudades inteligentes cuenten con generación eléctrica repartida por el territorio, a través de un abastecimiento individualizado (micro generación), no centralizado.

2-Smart Grids o redes inteligentes, que prometen cambiar el modelo de negocio y su relación con todos sus integrantes, desde las eléctricas al consumidor final. Son redes inteligentes interconectadas, las cuales poseen una circulación bidireccional de datos entre el service center (o centro de control) y el usuario.

3-Smart Metering: se basa en el uso de Smart Meters o tele contadores. Este tipo de medidor eléctrico digital recopila información sobre el uso de la energía y la envía de forma segura al Service Center o centro de operaciones y control de la Smart Grid.

4-Smart Buildings: las constantes innovaciones tecnológicas están cambiando

la forma en que hasta ahora se proyectaban y construían los edificios. La tendencia actual y hacia dónde se dirige el futuro en materia de construcción son los smart Buildings oedificios inteligentes. Estas construcciones se caracterizan por poseer unas instalaciones y sistemas que permiten una gestión integrada y automatizada de casi todas las funcionalidades de la vivienda (electricidad, iluminación, climatización). Tiene sistemas de consumo eficiente para el ahorro de energía y agua. Emplea la domótica (conjunto de tecnologías aplicadas al control y la automatización inteligente de la vivienda), que permite una gestión eficiente del uso de la energía, que aporta seguridad y confort, además de comunicación entre el usuario y el sistema.  Es flexible para poder adaptarse a las nuevas tecnologías que van surgiendo. Es respetuoso con el medio ambiente integrándose con el entorno en el que se ubica y apostando por el uso de energías alternativas. Cuida la estética y el confort para garantizar el bienestar de sus habitantes. Disminuye costes gracias a la reducción en el consumo energético, así como al uso de materiales más resistentes que alargan la vida útil del edificio.

5-Smart Sensors: los sensores inteligentes tienen la función de recopilar todos los datos necesarios para hacer de la ciudad una Smart City y son parte fundamental para mantener la ciudad conectada e informada y hacer que cada subsistema cumpla su función.

6-e-Mobility: Implantación del vehículo eléctrico y los respectivos puestos de recarga públicos y privados.

7-Tecnologías de la información y la comunicación: son las tecnologías de la información que ayudan a la hora de controlar los diferentes subsistemas que componen la Smart City. Mediante ellos los ciudadanos y las entidades administrativas pueden participar activamente en el control de la ciudad.

8-Smart Citizen: Los ciudadanos son la parte fundamental de una Smart City, ya que sin su participación no es posible poder llevar a cabo estas iniciativas.

¿Se pueden transformar las ciudades actuales en Smart Cities?

El concepto de Smart City no solo se centra en los nuevos proyectos de crecimiento urbano, sino que se dirige también a la adecuación de las actuales ciudades en ciudades inteligentes. Estos proyectos están englobados dentro del tratado 20-20-20 de la Unión Europea donde se establecen una seria de objetivos a alcanzar en el año 2020:

1-Que las emisiones de gases de efecto invernadero se reduzcan en 20%

2-Que el consumo de energía se reduzca un 20% mediante mejoras en la eficiencia energética

3-Que un 20% de la generación eléctrica sea con energías renovables

Hoy los proyectos de remodelación y adecuación a las nuevas tecnologías se están llevando a cabo tanto en grandes urbes como en pequeños municipios, haciendo que las Smart Cities se conviertan en una realidad. El Grupo Enel de España está desarrollando proyectos de Smart Cities en varias ciudades de Italia, España y Sudamérica. EnBarcelona (España) se han instalado más de un millón de nuevos tele-contadores en la ciudad que permiten un mayor conocimiento y optimización del consumo por parte del cliente. Estos sistemas tienen como finalidad facilitar y aumentar la capacidad de previsión y adaptación del consumo, comportando un ahorro económico al ciudadano y a su vez, una reducción de la emisión de gases. Uno de los planes de mejora de la ciudad es el que involucra al vehículo eléctrico. En este sentido Barcelona se ha convertido en impulsora de la movilidad eléctrica a través de acciones como la creación de la primera ‘isla de energía Endesa’. Se trata del primer punto de recarga rápida del vehículo eléctrico de España, implantado en una estación de servicio del distrito 22@ de la Ciudad. La Compañía también tiene previsto poner en marcha nuevos sistemas de alumbrado público que sean capaces de unir un cómodo tránsito por la vía urbana, una reducción importante de la contaminación lumínica y un menor uso de recursos energéticos. Esto se conseguirá con la implementación de tecnología LED de última generación como la desarrollada por el Grupo Enel. En la ciudad de Búzios-Rio de Janeiro-Brasil, se realiza la conversión de la red de distribución en una más inteligente, con medidores digitales y una automatización capaz de integrar toda la generación existente, las nuevas energías renovables y los vehículos eléctricos. Entre los beneficios con los que contará la ciudad se encuentra: 1-La posibilidad de aplicar tarifas diferenciadas de acuerdo con el horario de consumo. 2-La utilización de lámparas LED en el alumbrado público. 3-Un mayor incentivo a la eficiencia energética de las instalaciones de edificios públicos, permitiendo controlar el consumo por aparato en tiempo real. 4-Una red de distribución más eficiente con sistemas de control automáticos, reduciendo la duración de la interrupción del suministro. En Santiago de Chile se está desplegando el proyecto en el distrito Ciudad Empresarial de Santiago. Su objetivo es integrar tecnologías como elsmart metering (un medidor o contador inteligente, es un tipo de contador avanzado de electricidad, agua o de gas natural que calcula el consumo de una forma más detallada que los contadores convencionales), la automatización de la red, los vehículos eléctricos, la iluminación pública y la generación distribuida, evaluando sus aspectos económicos, técnicos y sociales. Smart-city Santiago integra distintas iniciativas que combinan innovación, eficiencia y sostenibilidad, como son: 1-Transporte público eléctrico: autobuses y taxis 2-Instalación de una “electrolinera” 3-Instalación de medidores inteligentes con comunicación bidireccional 4-Tecnología solar para el calentamiento de agua 5-Sistema de generación fotovoltaica 6-Letreros de datos con mensajería variable en carreteras 7-Alumbrado público LED 8-Iluminación ornamental para áreas verdes 9-Wifi público de libre acceso y banda ancha para teléfonos móviles. En Zaragoza-España el proyecto va desde la administración electrónica a la implantación de estructuras de telecomunicaciones o el uso de software libre. También se controlan de forma inteligente el alumbrado público o el abastecimiento de agua (en busca de ahorro y eficiencia). En Gijón-España, se encuentra entre las 5 primeras ciudades españolas en lo que se refiere a servicios de administración electrónica y open data y también está muy bien posicionada en movilidad eléctrica gracias a la flota de vehículos municipales. En Donostia-España, con un enfoque muy proactivo,Donostia-San Sebastián está trabajando para implantar su futura estrategia de ciudad inteligente: la Estrategia 2020. En Vitoria-España, la ciudad ha estado trabajando en varios proyectos innovadores, como ‘Anillo Verde’, donde se han desarrollado parques periurbanos con valor ecológico en la ciudad, el plan de reducción de la contaminación acústica, la concienciación ciudadana con el plan de residuos residenciales, el desarrollo del transporte sostenible en la ciudad. Bilbao-España está en el Top 5 de las ciudades inteligentes de España y tiene un plan para el 2020. Como parte de la iniciativa financiada por la Unión Europea, la ciudad está cambiando por completo para reducir su impacto medioambiental, incrementar la eficiencia energética y de transportes y aumentar su atractivo turístico. La campaña de concienciación del cambio climático y el consumo de agua de la ciudad tiene como meta recortar el gasto del agua en un 8% para el 2020. En Madrid,un ejemplo es el Centro Integrado de Seguridad y Emergencias, que coordina y organiza cuerpos como la Policía o el Samur y ha conseguido unos tiempos de respuesta inferiores a los 8 minutos. Algo parecido ocurre con los centros de control de movilidad encargados de medir la afluencia de tráfico en tiempo real (tanto en la M-30 como dentro de la ciudad). Para ello utilizan sensores enterrados que cuentan el número de coches que pasan por las calles. Santander-España cuenta con gran cantidad de sensores, que se ocupan de recoger información del estado de la ciudad. Esto puede ir desde el estado del tráfico hasta la meteorología o la contaminación del ambiente. Un ejemplo para ilustrar la utilidad es el de los sensores de riego, que se rigen por una programación basada en un horario. EnMontevideo-Uruguay, como una de las ciudades más pequeñas de toda la región, destaca por ser la ciudad con mayor calidad de vida en toda América Latina y centro tecnológico, al tener varios programas en universidades que quieren impulsar la iniciativa empresarial, con el fin de que Uruguay se convierta en el mayor exportador de software per cápita de Latinoamérica. Medellín-Colombia, es considerada como una de las ciudades que más cambios ha tenido en el continente. La infraestructura del metro y el metro-cable es una de las más grandes apuestas para la integración de las comunidades más pobres con el resto de la ciudad, lo que convierte a Medellín en un ícono mundial para la inclusión y el tránsito inteligente. Curitiba-Brasil, es considerada pionera en cuanto a planificación urbana e introducción de nuevos modos de movilidad, especialmente en las soluciones para los sistemas de transporte público.  Buenos Aires-Argentina y con el objetivo de combatir el tráfico, desarrolló un sistema propio de transporte masico llamado Metrobús y una red de bicicletas. Se trata de la única ciudad que cuenta con un Ministerio dedicado a que la ciudad se convierta en inteligente y se llama ‘Ministerio de la Modernización’. EnBogotá-Colombia, esta ciudad fue la pionera en la implementación del ‘Bus Rapid Transit’-Transmilenio, uno de los sistemas de transporte público más extensos y utilizados en el mundo. También se destaca por ser la primera ciudad latinoamericana en implementar las ciclorrutas y taxis eléctricos.Ciudad de México, es una de las ciudades que más promueve la creación de edificios verdes e inteligentes y también por implementar el sistema de bicicletas compartidas en la ciudad para poder acelerar el tráfico. Hoy el sistema cuenta con 4.000 bicicletas y espera llegar a 6.000 a futuro. Además, es pionera en América Latina en la introducción del sistema de ‘CarShare’ (coches compartidos), con más de 40 vehículos disponibles, de los cuales algunos son eléctricos. En el ranking internacional,TokioJapón va a la cabeza en proyectos smart city y le siguen Londres (Inglaterra),Nueva York (USA),Zúrich (Suiza)y París. (Francia). En el BID (Banco Interamericano de Desarrollose entiende que una Ciudad Inteligente es aquella que coloca a las personas en el centro del desarrollo, incorpora Tecnologías de la Información y Comunicación en la gestión urbana y usa estos elementos como herramientas para estimular la formación de un gobierno eficiente que incluya procesos de planificación colaborativa y participación ciudadana. Al promover un desarrollo integrado y sostenible, las ciudades se tornan más innovadoras, competitivas, atractivas y resilientes. Desde el 2011, el BID ha apoyado a las ciudades de América Latina y el Caribe, durante una transición fundamental para su sostenibilidad: migrar de una gestión tradicional a un modelo de gestión inteligente. Para lograr esta migración, el BID desarrolla estudios en distintas ciudades de la mano con aliados estratégicos tales como el Instituto Coreano de Asentamientos Humanos, Moon Engineering (Corea), Cisco, Microsoft, Everis, IDOM, NEC, entre otros. A la fecha, estos estudios se han desarrollado en Guadalajara, México y en varias ciudades intermedias de la región que participan en el Programa de Ciudades Emergentes y Sostenibles. Estos estudios involucran áreas de acción tales como seguridad ciudadana, movilidad, gestión de emergencias y desastres naturales, centros de control integral, gobierno digital y educación, entre otros. A medida que el mundo de la interconectividad se expande día a día, no queda otra opción que abrazarlo e intentar mantenerse a la par de los acontecimientos para garantizar que los beneficios que se ven en todo el mundo, también se puedan ver en nuestras comunidades locales. Desde los teléfonos inteligentes hasta los sistemas de eficiencia energética y edificios inteligentes, el mundo se está volviendo más inteligente y sus habitantes necesitan mantenerse al día. Las ciudades necesitan competir más para atraer al mejor talento y ser verdaderas “ciudades inteligentes” podría ser un diferenciador convincente. A fin de cuentas, se trata de una carrera hacia lamodernización, donde ya no importarán tanto los recursos naturales, sino la capacidad de innovación y el uso del talento humano excepcional para crear las tecnologías del mañana.En 20 años, más de 2 mil millones de personas migrarán a las ciudades y de 33 megaciudades con más de 10 millones de habitantes, pasaremos a 43.

Conectividad

Fundamental para el éxito de las ciudades inteligentes

Según IDC (Internet Data base Conector Document) las inversiones en tecnología para impulsar las smart Cities a nivel global alcanzarán los 80.000 millones de dólares en 2018, por lo que se espera que este sea un año clave para su desarrollo. Hoy ya concentran a más de la mitad de la población mundial, según un informe reciente de McKinsey, que estima que en 2050 acogerán otros 2.500 millones de habitantes. dificulta cada vez más la gestión de estos gigantes núcleos urbanos y plantea problemas de movilidad, sostenibilidad e incluso de seguridad para sus habitantes. La conectividad será clave para el éxito de las ciudades inteligentes ya que sus beneficios solo se conseguirán si hay conectividad continua para que los dispositivos puedan comunicarse entre ellos y que los Municipios tengan visibilidad sobre el rendimiento de todos los sistemas de forma ininterrumpida. La tecnología Wi-Fise presenta como un habilitador natural debido a la gran adopción de sus estándares, que permite que un amplio rango de dispositivos sea capaz de conectarse y comunicarse entre ellos y a sus costes de despliegue relativamente bajos. Wi-Fi dispone de muchas ventajas frente a otras tecnologías porque ha evolucionado para adaptarse a muchas aplicaciones diferentes. Por ejemplo, se han desarrollado estándares que operan por debajo de 1GHz que tienen un mayor alcance y resultan muy adecuadas para aplicaciones como sensores. No obstante, en un futuro serán necesarias redes robustas, capaces de ofrecer una calidad de conexión adaptada a cada una de las aplicaciones por lo que esta tecnología evolucionará hacia un rol mucho más estratégico en los próximos años. A partir de ahora ya no será suficiente ofrecer conectividad a los dispositivos de forma aislada, sino que la prioridad será gestionar las redes WiFi de forma inteligente y, así como controlar la eficiencia de servicio. Y para poder realizar esta progresión, la firma cree que los operadores deberían aprovechar las redes de Wi-Fi comunitarias porque presentan muchas ventajas para aplicaciones de smart Cities, entre ellas su eficiencia en inversión y en costes operativos al no requerir el despliegue de infraestructura WiFi adicional, sino que aprovechan los CPE residenciales que los operadores ya tienen en casas de sus suscriptores para crear la red, convirtiéndolos en puntos de acceso públicos. Además, ofrecen una cobertura muy importante a un coste muy bajo. Esto es muy relevante para que los dispositivos involucrados en aplicaciones de smart Cities puedan conectarse en lugares a los que la cobertura de otras redes como la red celular no llega. Otra ventaja que vale la pena destacar es que las redes de WiFi comunitarias recogen mucha información que puede emplearse para monitorizar y optimizar servicios asociados a smart Cities como patrones de movilidad y localización de dispositivos, concentración de personas. Los operadores deberían invertir en soluciones que facilitan el despliegue rápido y sencillo de las redes WiFi para poder entrar en el mercado de las smart Cities antes de que sea demasiado tarde.

D a u l e

Cantón de Daule se encuentra localizado en el Ecuador, en región de la costa en la Provincia del Guayas, con una población 120 mil habitantes, de los cuales 65 mil viven en el área urbana y 54 mil en la zona rural, apenas 7.038 casas cuentan con una red pública de agua potable. Esto representa el 37% de las viviendas particulares, el 34% (6.466) se abastece a través de ríos y vertientes, el 13% lo hace por carros repartidores y el resto de los pozos o de otras formas. Daule tiene una extensión de 475 km² y cuenta con parroquias rurales: Laurel, Limonal, Juan Bautista Aguirre y Los Lojas, tiene una parroquia satélite urbana que es La Aurora. Además, hay 180 recintos pequeños en el cantón. Debido a su cercanía a la metrópolis de Guayaquil y en tener una parroquia propia dentro de la aglomeración urbana de Guayaquil (La Aurora), El cantón de Daule, junto con el cantón cercano de Nobol, es parte de la Conurbación de Guayaquil-Durán-Milagro-Salitre-Daule, la cual les dan una población de 3.273.205 habitantes.

Superficie: 475 km²Población: 120.326 (2010) Provincia: Guayas Capital: Daule Clima: de 22 a 40° C– alcalde: Dr. Wilson Cañizares Villamar-Médico

M i l a g r o

San Francisco de Milagro, cabecera cantonal del Cantón Milagro y la tercera urbe más grande y poblada de la Provincia del Guayas.  Alcalde: Francisco Asán Wonsang.Fundación española: 15 de diciembre de 1786 (233 años) por Miguel de SalcedoFiestas mayores: 17 de septiembre (Cantonización)Población: 145.025. Asiento de Ingenios de Azúcar: Valdez, San Carlos.

Doctor Rafael Antonio Velasco Terán

Neurólogo, psiquiatra, geriatra, adiccionología, medicina antienvejecimiento

Consulta: Avenida Juan Tanca Marengo-Km 5 1/2

Cel. 0984885070 – Mail: rafaelvelascot@hotmail.com – Guayaquil-Ecuador